Los Secretos Naturales de la Abuela

Invaluables y efectivos son esos secretos naturales que las abuelas han conservado como un gran tesoro para proteger y nutrir su piel. Solo ellas con gran cuidado y esmero han logrado crear recetas únicas, aprovechado la gran variedad de beneficios que proporcionan los activos naturales de las hierbas, las semillas, las plantas del huerto y del jardín.

Legado de nuestras sabias abuelas, es el cuidado de la piel del rostro, por eso es importante dedicarle unos minutos, dos o tres veces a la semana para refrescarla y nutrirla. Aquí te enseñamos algunos secretos naturales para hacerlo de manera práctica y sencilla.

Café como exfoliante

Agrega un poco de café a una crema limpiadora. Humedece el rostro y aplica la mescla con movimientos circulares, deja que actúe por 5 minutos y retírala con agua tibia.
El café cuenta con ingredientes poderosos para dotar de luz y firmeza a la piel.

Coco y miel para hidratar

Mescla dos cucharadas de aceite de coco y una de miel. Lista la mezcla y con el rostro previamente limpio aplica la mascarilla durante 15 minutos, luego retírala con agua tibia.
El coco, es rico en antioxidantes, ayuda a suavizar la piel, protegerla de los rayos del sol y devolverle brillo. La miel cuenta con muchos beneficios, siendo ideal para limpiar la piel en profundidad, para exfoliarla eliminando las células muertas y para proporcionarle hidratación.

Manzanilla para mejorar las ojeras

Prepara una infusión de manzanilla y agrégale una vez se enfríe, dos cucharadas pequeñas de yogur. Ponte la mascarilla en la zona de las ojeras y espera a que haga efecto por 15 o 20 minutos, finalmente retírala con abundante agua.
La manzanilla, cuenta con propiedades desinflamantes, recomendada para la piel que rodea los ojos pues le aporta frescura para lucir una mirada mucho más descansada y luminosa.