Una oportunidad para reinventarnos

El año 2020 quedará en la memoria de muchos y seguramente comenzará a escribirse en los libros de historia, el año en que las personas dejaron de salir a las calles, en que las casas se convirtieron en oficinas de trabajo, en que muchas empresas cerraron sus puertas y en el que millones de personas se hicieron la pregunta ¿qué voy hacer?

Y es que muchas veces pensamos que eso solo pasa en los países lejanos, pero cuando llega al nuestro, la vida se comienza a jugar de una manera diferente, y ahí es donde debemos reinventarnos y no sólo desde el trabajo sino también como seres humanos. Por varios días nos han dicho “quédate en casa” y eso ha hecho que se acelere de forma quizás dramática nuestros pensamientos, lo que hoy hacía con normalidad, mañana me es incierto. Así que es el momento de preguntarte: ¿Qué dejé de hacer antes qué puedo hacer ahora? ¿Mis sueños seguirán siendo los mismos después de que todo pase? ¿Qué me hace feliz hoy? Ahora tienes el tiempo de repensarte, de soñar despierto, de coger papel y lápiz y escribir lo que has dejado inconcluso o sin respuesta. El hoy es ahora, pues es el ahora definirá lo que viene.

Estamos en una crisis, es una realidad que no se puede borrar y toda crisis trae sus cambios, ya decía Albert Einstein: “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos” así que estamos ante un desafío de vida, un reto del progreso, de un ganas con mayúscula, un querer hacer más, de querer devorarnos el mundo en el buen sentido de la palabra, hoy es el momento de encontrar salidas, de trabajar más duro por eso que creemos, de construir sueños realizables que te ayuden a ser lo que quieres.

Así que mientras estas en casa, reinvéntate y no es solo pensar que lo vas hacer, es comenzar hacerlo, reinventarse es dejar lo viejo por lo nuevo, es vivir nuevas experiencias y aprender de ellas, es soltar para recibir. Grandes países han emergido después de la guerra, grandes atletas lo han intentado una y otra vez hasta conseguir una medalla de oro, grandes cantantes han convertido en éxito una canción después de grabar miles de canciones; su éxito fue que nunca desistieron, creyeron y encontraron en el NO una oportunidad de alzar vuelo.